martes, 19 de abril de 2011

Hundida yo estaba, ahogada en soledad.
Mi corazón lloraba de un vacío total.

Alcé mi rostro y...
llegaste y todo cambió.
Llegaste , la esperanza triunfó.
Llegaste , volví a nacer.

Por tanto tiempo quise encontar la solución
a ese gran vacío que llevaba en mi interior..



No hay comentarios:

Publicar un comentario