sábado, 22 de octubre de 2011

Que revolución hay en mi corazón,
y eso sin haberme acercado a tu balcón,
si que maravilla es el desencanto,
si hace que todo se vea mejor imaginado.
Prefiero amores platónicos, consuelo de tontos solitarios…

No hay comentarios:

Publicar un comentario