sábado, 5 de noviembre de 2011

Soñaba y volaba aunque todo era gris,
un mundo hecho de espinas.
La gente pasaba, dejando el metal
y el sonreía..
¿Dónde,...dónde estará el cielo ese que tanto busco?
¿Cuándo,...cuándo vendrán los días...?
Buscaba un refugio para su dolor
donde matar sus dias.
No hallaba la forma de dar con su Dios
solo, en la esquina..
Sólo dame una razón,
Para seguir pateando esta miseria.
¿Cuánto cuesta la felicidad?
ésta es mi apuesta..
Contar las monedas para masticar.
Los perros se acercan y ya no da más.
Las caras que pasan lo hacen sangrar.
Ya nadie repara en su mendigar…

No hay comentarios:

Publicar un comentario