jueves, 22 de noviembre de 2012

Esta fue una semana raraviví muchas emociones, en pocos días, lindas y otras no tanto, para nada la verdad... Pero aunque suene como un consuelo de tonto, estas cosas te hacen crecer, si bien por momentos no se donde estoy parada, poco a poco veo con más facilidad que quiero en mi vida y que no, que cosas me hacen bien, MUY bien y cuales no tanto, que personas son las que están siempre firmes al pie del cañón, otras que mejor alejarse,y  hay algunas que llegaron de sorpresa y esperás que hayan llegado para quedarse...
Esta semana me pude reconocer a mi misma,a darme cuenta, que estoy empezando a aceptar cosas o situaciones que me negaba por miedo... Como si fueran inevitable que pasaran, negándolas...
Ahora puedo ver con facilidad que cada día que pasa, soy más fuerte, que cada situación me fortalece y me inspira a seguir adelante, a seguir luchando, a no bajar los brazos, ni rendirme ante un vientito o un huracán, que mientras hay personas que te decepcionan o te lastiman con sus palabras, hay otras que están para consolarte, para hacerte reir, para escucharte, para ayudarte a seguir, seguir con una sonrisa y que pase lo que pase uno no tiene que desviarse de lo que quiere...
Y si bien uno viene a este mundo solo y así se va dicen, agradezco enormemente a la vida, al destino o como quieran decirle, por cruzarme en mi camino con personas que me llenan tanto el alma, por gente así es que la vida tiene su color rosa, quitándole importancia a los días grises...

Gracias por darme tanto amor, tanta contención, tanto apoyo, gracias por amarme y enseñarme a amar...

No hay comentarios:

Publicar un comentario